La Ley del Karma

karma

La palabra ‘karma’ es originaria de la India milenaria. Es una ley compleja que abarca muchos conceptos, tales como la relación entre los seres humanos, las buenas y las malas obras, el libre albedrío, y el destino. Sin embargo, la cultura actual ha reducido la idea del ‘karma’ a algo malo y merecido que le pasa a algunas personas.

Este punto de vista apoya la noción del karma como una fuerza vengadora personal. Todo lo malo que las personas me han hecho a mí les será retribuido de la misma manera.

¿Pero… es esta noción verdaderamente correcta?

De acuerdo a la tradición milenaria, el karma es la ley de la causa y el efecto. Toda acción tiene su reacción.

Por ejemplo, cuando nos despertamos en la mañana y decidimos qué queremos desayunar… y luego cocinamos el desayuno y nos sentamos a comer… esto es karma. Es una acción (cocinar) que conlleva una reacción (comer). Cuando trabajamos duro en algo, y vemos el producto de nuestros esfuerzos, esto es karma. Es una acción (trabajar) que conlleva una reacción (producir). Cuando conversamos con alguien y decidimos qué palabras usar, esto también es karma. Es una acción (conversar) que conlleva a una reacción (la impresión de tus palabras en la otra persona).

En fin, la realidad está compuesta de acciones y reacciones, ya que todo lo que hacemos produce un efecto. El mundo está envuelto en infinidades de relaciones kármicas tanto individuales como colectivas. Pero el karma no es un castigo. Es una ley natural, es decir, proveniente de la naturaleza del mundo.

Así como la gravedad es la ley que atrae a los cuerpos entre sí, el karma es la ley que produce los efectos y consecuencias de las acciones.

Y mientras que es cierto que las acciones negativas de aquellos que nos han lastimado eventualmente producirán su efecto dentro de sus vidas, no necesariamente se producirá de la manera que esperamos, y no necesariamente con la misma fuerza con la que deseamos que se produzca.

Después de todo, Dios actúa de maneras misteriosas.
Lo que sí es cierto es que todo acto tiene su consecuencia, y lo mejor que podemos hacer es actuar de la manera correcta para producir consecuencias favorables tanto a nosotros como a las personas que nos rodean.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s